terça-feira, 30 de agosto de 2016

MATÉRIA PUBLICADA NA ESPANHA: "Familia Grael, una estela nacida hace más de un siglo"


 
Martine Grael y Kehena Kunze.

Martine Grael ha cosechado el último oro olímpico para la familia. Su bisabuelo les inculco la vela de competición. Torben Grael ha logrado cinco medallas olímpicas y su hermano Lars dos de bronce, fundadores de la acción social “Proyecto Grael”.

En la bahía de Guanabara, el pasado 18 de agosto de 2016, se disputó la última prueba de la clase FX de los Juegos de Verano Olímpicos en Río de Janeiro; concretamente en el campo de regatas de Marina da Gloria. Para los aficionados españoles todas las esperanzas del oro olímpico miraban a la pareja Támara Echegoyen y Berta Betanzos; mientras que para los brasileños sus deseos recaían en Martine Grael y Kehena Kunze. Los vientos no fueron favorables para las campeonas del mundo Echegoyen – Betanzos, y la recompensa áurica se quedo en casa de Grael y Kunze.


Ian Walker, ganador de la última VOR, entrevista para la BBC a Kehena Kunze y a Martine Grael.

En 2014 las brasileñas Martine Grael y Kehena Kunze ya compartieron el reconocimiento mundial en los premios ISAF Rolex junto a James Spithill. En ese momento Martine dijo: “… es muy difícil para mí encontrar las palabras para expresar mis sentimientos…”. Y seguro que no hubo de ser más fácil el día que ganó la medalla de oro en las aguas de Niterói, donde se inició al deporte de la vela junto su padre Torben Grael.

Los hermanos Grael junto a su abuelo.

A principios del paso siglo llegó a Brasil el bisabuelo de Martine, de origen danés, el cual dirigió una obra de ingeniaría y con el tiempo se enamoro del país. Aficionado a la navegación a vela, poseía un Clase 6 Metros, el Aileen, velero donde Torben y sus hermanos se iniciaron en el deporte que tantas medallas les ha reportado.


Torben Grael y Marcelo Ferreira, medallas de Oro en Star.

La trayectoria deportiva de los hermanos Grael acumula multitud de éxitos. La gran mayoría de aficionados a la vela tendrán en mente los éxitos olímpicos de Torben Grael (1960) -medalla de bronce en Star en Seul 1988 y en Sydney 2000, medalla de plata en Soling en Los Angeles 1984, y medalla de oro en Star en Atlanta 1996 y Atenas 2004- , en la Copa América con el equipo Prada (ganador de la Louis Vuitton Cup de 2000 con el “Luna Rossa”) y en la Vuelta al Mundo a Vela (tercero en 2005/06 con el “Brasil 1” y ganador en 2008/09 con el “Ericsson 4”).


Lars Grael  y Kiko Pelicano navegando en Tornado, medallas de bronce en Atlanta.

Y seguro que no muchos conocerán a su hermano Lars Grael (1964), también un gran regatista, que tiene un largo historial deportivo, entre ellos ser campeón del mundo de la Clase Snipe en 1983 y dos veces medalla de bronce en la Clase Tornado (Juegos Olímpicos de Seul en 1988 y en Atlanta 1996); pero en septiembre de 1998 Lars Grael sufrió un grave accidente, una embarcación de motor embistió su Tornado y la hélice le seccionó la pierna derecha por encima de la rodilla; no por ello dejaría de navegar, de hecho en 2015 logró el campeonato del mundo de la Clase Star, y en esta temporada de 2016 ha sido cuarto en el campeonato de Europa de la clase Star en Italia, segundo en la Harry Walker Cup y cuarto en el campeonato del mundo en Miami.

Lars, Torben y Axel Grael, fundadores del “Proyecto Grael”.

En 1996, tras la Olimpiada de Atlanta ambos hermanos, junto a su otro hermano Axel Grael (Ingeniero Forestal y medio ambientalista) y otros regatistas, tuvieron la idea de “democratizar la vela en Brasil”; idea que dio lugar a la creación del Proyecto Grael. Para Lars Grael el principal objetivo de este proyecto es desmitificar que la vela es un deporte elitista y abrirlo al mayor numero de personas con pocos recursos, promoviendo que escolares de las escuelas publicas tenga acceso directo a la vela. En su base, de 3.300m2, cuentan con embarcaciones, aulas y taller para formación en construcción, mecánica, electricidad y electrónica; todos los aspirantes deben de pasar por un curso de natación, de hecho cuenta con una piscina en Niterói. Como dice uno de los entrenadores del Proyecto Grael, y ex-alumno, Marcelo Amorim: “… no solo se trabaja la parte técnica y pedagógica, también se les enseña a construir un carácter, un futuro en la vida practicando un deporte…”; de hecho algún alumno, ahora también entrenador, como no tenia dinero tuvo que convencer al conductor del autobús para que no le cobrase el billete para ir a clases de vela. El Proyecto Grael, por el que ya han pasado más de 14.500 jóvenes, tiene claro que sin una base deportiva difícilmente se pueden alcanzar éxitos deportivos, y lo dicen regatistas que han logrado entrar en el templo del Olimpo.




Y respecto al cambio de clases de embarcaciones olímpicas, para Torben Grael -en declaraciones a la Radio Televisión de Camarario- considera que la dirección política del COI respecto a la vela no es la correcta porque el tipo de clases actuales, aunque vistosas, se aleja de la accesibilidad a otros países y la no utilización de embarcaciones más populares. De hecho en sud-América, durante el Campeonato del Mundo de la Clase Vaurien celebrado en Viana do Castelo (Portugal), se comentaba que es normal la celebración de regatas de la Clase Laser con embarcaciones que no tienen el sello oficial internacional, son más baratas, porque ello supondría tener que pagar el doble de precio por este velero olímpico.





A ver si las inquietudes de “turbina” Torben Grael se reproducen por estas tierras.
 
c) Dury Alonso
 
Fonte: Pontoon 
 
 
 
 
 
 
 


Um comentário:

Contribua. Deixe aqui a sua crítica, comentário ou complementação ao conteúdo da mensagem postada no Blog do Axel Grael.